¿Reformar un edificio histórico? Parte 1

La renovación de un edificio histórico es tan necesaria como delicada. Estos espacios cuentan con una protección especial que hace que cualquier tipo de obra deba ser visada y aprobada por el organismo competente. Las obras de reforma o renovación de edificios suelen ser necesarias con el paso del tiempo, tanto en edificios modernos como en los que cuentan con siglos de antigüedad, siendo mucho más necesaria. La gran diferencia se da en las obras de los denominados edificios históricos, sus necesidades son muy concretas y suelen estar protegidos por la ley.

Si realizar cualquier tipo de obra, ya sea menor o mayor, suele implicar una serie de trámites que dependen habitualmente de las administraciones municipales del lugar donde esté ubicado el edificio a restaurar, en el caso de los espacios considerados históricos, es imprescindible tener en cuenta sus necesidades especiales de conservación y mantenimiento. No todos los edificios con valor histórico son de titularidad pública, aunque sí una gran mayoría. En cualquier caso y con independencia de quién sea el dueño y se ocupe de la conservación de un edificio, por lo general,  los edificios históricos no pueden reformarse  de forma completa y libre, sino que exigen una serie de permisos, visados y aprobaciones. Con Grupo Escribano, tu rehabilitación y reforma de fachada y/o edificio está en buenas manos.

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on LinkedIn0Share on Tumblr0Share on StumbleUpon0

You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *