Reparación de grietas en fachadas

Son muchos los edificios, en los que se aprecian grietas en los diferentes elementos de las fachadas. Normalmente empiezan apareciendo a modo de pequeñas fisuras superficiales, pero cuando el problema es grave van aumentando de tamaño hasta convertirse en grietas.

Antes de reparar las grietas, es recomendable observarlas durante un tiempo, para comprobar que tipo de grietas son.

  • Si las grietas están activas, habrá que localizar y resolver el problema que las está provocando y luego se procederá a su reparación.
  • Mientras que si las grietas son pasivas, se puede proceder a su reparación directamente.

Localizar y resolver el origen de las grietas de la fachada

Antes de reparar, es recomendable que las grietas sean analizadas por un técnico, Tras el estudio, podremos saber como han afectado las grietas al edificio y que soluciones existen para evitar la aparición o ampliación de las grietas en la fachada.

Una vez localizado y solucionado el problema que estaba provocando las grietas (asentamiento irregular, fallo estructural, etc.), se podrá proceder a su reparación definitiva.

Reparar las grietas de la fachada

Dependiendo de donde aparezcan las grietas, se repararán con diferentes sistemas.

– Reparación de grietas en elementos estructurales: si las grietas afectan a elementos que forman parte de la estructura (pilares, vigas, muros de carga, etc.), habrá que hacer dos tipos de reparaciones:

  1. Primero habrá que reconstruir los elementos afectados de la estructura, para conseguir que recuperen su resistencia inicial; esto puede hacerse mediante la morteros de alta resistencia y/o resinas epoxi. Pero si la zona está muy dañada, es posible que haya que reforzar la estructura mediante elementos metálicos, láminas de carbono, etc.
  2. Una vez reconstruida la estructura, se reparará el revestimiento de los elementos estructurales (raseos, aplacados), mediante morteros de reparación, masillas elásticas o mediante el sistema de revestimiento original.

– Reparación de grietas en elementos no estructurales: la reparación depende de los desperfectos que haya ocasionado la grieta al elemento donde ha aparecido.

  • Si no ha afectado a la integridad del elemento (tabique, etc.), la grieta puede ser reparada mediante un mortero flexible o una masilla (dependiendo del acabado estético deseado).
  • Pero si la fisura ha afectado gravemente al elemento, habrá que proceder a reconstruirlo o reforzarlo, para evitar que se produzcan desprendimientos de la fachada. Esta reconstrucción, variará en función de la composición del elemento afectado y de los daños existentes.
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on LinkedIn0Share on Tumblr0Share on StumbleUpon0

You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *